Páginas

domingo, 21 de agosto de 2016

A mí me gusta escribir, de YouTube y de "eres muy guapa"


Como la que siente la imperiosa necesidad de probar una sombra de ojos que acaba de comprar y lo hace pero ante miles de suscriptoras, yo necesito escribir. Tengo menos seguidores y probablemente no luzca tan guapa como la apasionada por el maquillaje, pero ambas tenemos algo en común: una pasión.

Hace unos minutos salí a dar un paseo y me senté un rato, la brisa era agradable, casi otoñal, he cerrado los ojos y he pensado en lo último que he escuchado: "Eres muy guapa". Me lo ha dicho mi padre. 

Quizás el hombre que haya pronunciado las famosas palabras "te quiero" de la manera más auténtica. 

Y pensar en él, en el partido de España/Australia y recordar el ejercicio de las gimnastas españolas y su plata en los Juegos Olímpicos de Río, hayan sido motivo para subir corriendo a teclear y compartir con vosotros mis cosas.Cosas que me han inspirado y emocionado.

Vuelvo a sentirme feliz. ¿Eso es noticia? ¡Para mí sí! El mérito de ver la vida con otros ojos cuando las cosas a tu alrededor podrían ir mejor lo valoro. Tú también lo harías. 

Hace unos días, mientras consultaba un tutorial de maquillaje (a mí nadie me enseñó de qué iba ese universo) tropecé con el vídeo de una chica que me gustó: tanto su forma de mirar a cámara, su rico vocabulario como su manera de explicar. 

No sé cómo acabé viendo otro en el que confesaba que tenía ansiedad, ataques de pánico, etcétera y lo mucho que le había ayudado abrir ese  canal. 

No pude evitar dejar un comentario. Para mí el mismo mérito tiene una de nuestras gimnastas que una persona que ha luchado o lucha contra la ansiedad, así que leer su mensaje de agradecimiento me hizo pensar.

¿Cuánta gente es mirada como un bicho raro o un extraterrestre (como le pasó a ella)? Y todo por luchar contra algo que a simple vista no es perceptible.

Y siento pena, bueno, entre pena y compasión hacia esas mentes cerradas. Esas que se atreven a juzgar al que no sigue a la masa. No siempre es una pose no hacer lo que la mayoría. No todo el mundo está capacitado para ver que detrás de una persona hay una historia. No hay Literatura en sus corazones ni en sus ojos.

Es bonito que alguien sea tan valiente de confesar o compartir en público esa cuestión y admita estar en terapia. Porque de nada sirve soltar una retahíla de síntomas o tratar de explicar lo que uno cree que le sucede o siente, si no se deja ayudar y  culpa a los demás.



Me siento bien por haberla "conocido" en cierta manera, no creo que yo abra un canal subiendo vídeos porque ya no sé ni qué soy: ¿profesora? ¿publicista que no ejerce? ¿comunicadora frustrada? ¿escritora? Igual podría hablar sobre esas cuestiones, porque cazando algún Pokemon no me veo, y maquillando menos, eso lo dejo para Silvia, que es la experta.

De nuevo me tomo un tiempo y cierro los ojos. La brisa entra por mi ventana. "Eres muy guapa". No lo soy, pero es bonito escucharlo y sobre todo, sentirse por dentro en paz. Tal vez, el vídeo que he de subir no tenga miles de seguidores pero quizás vaya de esto, de historias de mi día a día que os puedan resultar interesantes. ¿Os interesan los cuentos urbanos realistas/ficticios?

Buenas noches, me lea quien me lea... nunca he sido tan infeliz/feliz a la vez. ¿Se puede? Se puede.

A los que hoy han ganado una medalla olímpica, mi enhorabuena y a los que hayan logrado una de chocolate, también. 

A ti, héroe que hoy te enfrentaste a algún miedo o simplemente te sientes bien contigo por alguna razón y tienes esa media sonrisa en los labios ahora, justo ahora.


Joana Sánchez González

2 comentarios:

  1. Feliz/Infeliz, da igual, tú vales mucho, Joana. Cuando seas famosa acuérdate de nosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Apostemos por ser moderadamente felices (que ya es mucho) y la fama, para quien la merezca, yo sólo quiero escribir. Un abrazo.

    ResponderEliminar